Para mis excompañeros: Los Odio.

14713660_1238847036180019_8563478946501644039_n

Kaya Adolescente. Pondria las fotos de mi grupo para que me ayudaran a comunicarles lo que siento, pero las quemé todas.

Hoy estaba en facebook y vi un articulo sobre como Kate Winslet se topo con la chica que le hacia Bulling en la secundaria, y la confrontó, diciendole que gracias a que fue una perra con ella, Kate se hizo mas fuerte.

Mi historia, desgraciadamente es distinta. A mis 30, no soy nadie, no he podido terminar la universidad, ni he podido tener un trabajo estable. Hoy, no soy nadie, no he hecho nada, y aunque no puedo culpar de mi fracaso a mis excompañeros de la secundaria, dentro de mi hay un enorme peso amargo que no he podido soltar a pesar de la terapia y medicamentos que apenas me han podido dar un empujon.

En este instante, de pensar en lo que he pasado en mi adolescencia, siento una mezcla de rencor, vergüenza y tristeza, que no puedo ni describir. Yo siempre fui la ñoña de la clase. Creci mirando caricaturas y era lo unico que me gustaba entonces. Yo no se porque mis compañeros me querian forzar a pensar, actuar y hasta hablar como ellos. Mi voz nunca tuvo nada extraño, pero para ellos era graciosa al igual que mis gestos. Me gustaba mucho dibujar monos, era inocente e inofensiva, iba a karate, no tenia otra cosa en mi vida mas que leer, escribir, dibujar y ver caricaturas. Mientras, mis compañeras de clase solo veian la manera de poder usar maquillaje, usar calcetas y faldas mas cortas, salir a fiestas, gustarle a los chicos y encajar en su mundo de fantasia donde ellas, supuestamente ya eran todas unas mujeres mundanas que se las sabian de todas todas. Yo nunca tuve amigos que actuaran asi, o que tuvieran ese tipo de malicia. Terminé  juntandome con chicas de otros grupos, precisamente, porque solo una persona en mi grupo me consideró una persona. Si, una persona, ya no digamos solo la burla de todos, pero basolutamente todos en mi grupo.

12189155_956344917764432_1876649142075447264_n

Mi historia empieza a los 12, justo un año despues de que mis padres se separaran. Entré a la Escuela Secundaria “18 de Marzo de 1938”, aqui en Mexicali, Baja california. Me la pase 3 años de mi vida en el mismo turno matutino, Grupo C, generacion 1998-2001. Me volví la burla de mis compañeros, solo por ser diferente, y tener la inocencia de una niña de 11 que nunca salio a la calle a jugar. Siempre hubo una forma de intentar humillarme. Si me gustaba dibujar a la salida de la escuela, ya era la pintora. Si un dia traia trenzas, ya era pocahontas. Si un dia jugaba futbol y jugaba bien, ya era sailormoon, o algun mono que tuviera superpoderes.

Me pasaron las cosas mas humillantes que podria pensar. Es cierto que no tuve la mala suerte de que me golpearan en la escuela. El problema, y lo que mas me reclamo a mi misma, y que mas me hace enojar, es que en mi casa si me golpeaban.
Es, demaciado triste para mi decirlo y recordarlo.. Pero la razon por la que aguante todo, pero absolutamente todo, es porque, desde la separacion, mi madre se convirtio en una madre soltera. Mi madre, mis hermanos y yo, casi quedamos en condicion de calle, pero mi madre no quiso permitirlo, asi que, aunque habia “pension”, no hizo otra cosa mas que trabajar, nunca tuvo un momento para ser mi mama. Por no traerle problemas y preocupaciones, nunca le dije que en nuestra casa, mi hermano mayor me daba golpizas y me trataba como sirvienta.
Por razones que ustedes supondran, no les contaré esos detalles, pero es importante porque eso formó parte de mi humillacion en la escuela.

No solo me trataron como una tonta. No podia decirle a mis maestros que llegaba golpeada a clases, me las tenia que arreglar yo sola para subir las escaleras si tenia inflamada una pierna, y mentia sobre como es que traia un ojo inchado. Pero mis lesiones evidentes no daban la lastima suficiente como para detenerlos de humillarme. Una de las maestras les quitó un chismografo, este cuadernito famoso en el que se escribian y pasaban los chismes entre ellos, y casi toda la clase habia escrito cosas sobre mi, el mismo dia en el que me habian golpeado en el ojo.

Tenia otros problemas vergonzosos con mi nuevo cuerpo de mujer que me causaron humillaciones. Mi primera menstruacion sucedio una mañana de clases… yo no podia hacer nada, solo estar ahi sentada, manchada y pasar verguenza. en otra ocacion, tenia que usar uniforme blanco, y volvio a suceder sin previo aviso… yo simplemente no sabia que era ser una mujer que ya menstruaba… Termine siendo reprendida por mas de una maestra por no saber que era menstruar. Recuerdan la pelicula de carrie donde las chicas le dicen que no se esta desangrando? fue algo muy parecido.

Si eso no fuera suficiente, también tenia goteo Vaginal. Habia días en los que si no me cambiaba la ropa interior cada 4 horas, olía a orina. Y adivinen? En uno de esos malos días un chico, uno de los mas molestos del grupo, me lo señaló, y el resto de la generación me nombraron “la Pescado”.

Fue igual de duro tratar de ser una buena estudiante cuando mis compañeros se reian hasta de que yo era inteligente. Fue mas duro cuando comence a perder la vista el ultimo año y mis padres no me conseguian mis lentes graduados porque pensaron que los queria por moda. Fue duro ver que, aun cuando una de las maestras tuvo que encerrarse con el grupo entero a hablar de lo que me habian hecho, no se detuvieron.

Siempre me decía por dentro que ignorara a esas personas, pero cuando lo haces, ellos hacen mas, y buscan incansables la forma de destrozarte. En cambio, nunca le dije a nadie, porque “a nadie le gustan los soplones”, y si una maestra no los pudo detener, quien si lo haria? Tenia que aguantar… Por mi mamá. Si mi mama podia aguantar dos turnos, yo tenia que poder aguantar el abuso en casa y el abuso en la escuela… Yo tenia que aguantar la adolescencia sin ella… Ojala tanto sufrimiento me hubiera servido de algo, pero yo estoy aqui, tratando de tener dias en los que creer que levantarme vale la pena, en los que equivocarme es valido…

Las chicas me trataban mal, los chicos me trataban mal, y los que no me trataban mal, solo agachaban sus cabezas sin decir nada.
Para ellos era la fea, la rara, la infantil, la retrasada y la pescado…
Porque realmente, llegó un momento en el que, aunque yo era inteligente, me preguntaron si tenia retraso mental. Todo por no encajar en su mundito perfecto de malcriados.

Siempre me decía por dentro que ignorara a esas personas, pero cuando lo haces, ellos hacen mas, y buscan incansables la forma de destrozarte. En cambio, nunca le dije a nadie, porque “a nadie le gustan los soplones”, y si una maestra no los pudo detener, quien si lo haria? Tenia que aguantar… Por mi mamá. Si mi mama podia aguantar dos turnos, yo tenia que poder aguantar el abuso en casa y el abuso en la escuela… Yo tenia que aguantar la adolescencia sin ella… Ojala tanto sufrimiento me hubiera servido de algo, pero yo estoy aqui, tratando de tener dias en los que creer que levantarme vale la pena, en los que equivocarme es valido…

A veces, realmente extraño ser callada, amable, linda, inocente y sin prejuicios; y no sentir que la mayoría de la gente allá afuera es pendeja. No puedo cubrir su crueldad diciendo que eran inmaduros y que no sabían lo que hacían. En mi casa solo me decían que no servia para nada, y en la escuela me hacían ver que era una tonta, y que ser lista merecía humillación.

Quisiera que supieran que me la he pasado recogiendo los pedazos de lo que había quedado de mi autoestima, o de la poca que tengo hoy. Que me la vivo esperando una disculpa que no llegará, que soy tan dura conmigo misma que hoy no soy nadie, y que a veces siento que no meresco vivir. Llega un momento en el que creo que hay algo mal con mi cerebro que a lo mejor si tengo retraso. A veces creo que no puedo hacer nada bien. Soy muy impopular, aun mas que una persona normal. No puedo llevarme bien con cualquier persona, no difruto las fiestas, ni el alcohol, ni salgo a clubes. Solo puedo con gente que es como yo. Mi condicion depresiva se ha vuelto cronica. Mis relaciones, a pesar de que duran mucho, acaban con la paciencia y humanidad de quien ha estado conmigo… “es mucho peso que no puedo cargar”, “no soporto las noches en lasque no puedes parar de llorar”, “eres muy rencorosa”, “no soy razon suficiente para hacerte feliz”, “pense que tenias algo que ofrecer siendo tan exigente, pero ahora veo que no aguantas y eres debil”.

No he podido tener un cierre adecuado. He hecho muchas cosas para canalizarlo, pero simplemente, se ha quedado atorado aqui dentro. A veces quisiera buscarlos, a todos y cada uno en mi clase, y decirles todo esto y como me siento. Quiero que sepan que los Odio, los odio a todos, a los que me molestaron y a los que no hicieron nada para ayudarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: